headerphoto

35 años despúes, la gloria

Ni el más pesimista de los hinchas de Racing pensó en lo duro que iban a ser los años posteriores a aquel 20 de noviembre de 1966, fecha que quedó, durante un largo tiempo, en las memorias y las retinas de los que pasaron por las tribunas del Cilindro de Avellaneda. Es que ese día, la academia empató en cero jugando como visitante con Gimnasia y Esgrima de La Plata y se consagró campeón del fútbol argentino, logro que tardó 35 años en poder repetirlo.
Menos iban a imaginarlo, cuando al año siguiente, el equipo de José (apodo de aquel entonces de Racing, en homenaje a su director técnico, Juan José Pizzuti), tuvo dos alegrías, y de las grandes: Libertadores e Intercontinental (primer equipo argentino en lograrla), con aquel recordado gol de Juan Carlos el Chango Cárdenas al Celtic de Escocia.




Aquel equipo de Racing, acaso el más glorioso de su historia, contaba con las atajadas de Luis Carrizo, la firmeza del Mariscal Perfumo, el Panadero Díaz o el Coco Basile, y los goles y el fútbol de Cárdenas y el Bocha Maschio, entre otros.
Pero los años empezaron a pasar y la academia se quedó sin alegrías. Primero fueron diez, después veinte y treinta. Y aunque en el medio obtuvo la Supercopa de 1988, no todo fueron rosas en el camino de Racing: un doloroso descenso a la Primera B Nacional (en el mismo torneo que su rival de toda la vida, Independiente se consagró campeón y le ganó en la última fecha del campeonato) y la quiebra del club en 1998 son solo los dos más grandes hitos en la historia de desgracias racinguistas.
35 años tuvieron que esperar los fanaticos académicos para volver a ser los mejores del país. En 2001, Reinaldo Mostaza Merlo armó un equipo de batalladores que dejó todo en la cancha para darle una alegría a su gente, que llevaba más de tres décadas esperándola. El 27 de diciembre, y en medio de un clima de caos social (incluyendo corralitos, cacerolazos, acefalía presidencial y represión), Racing empató 1 a 1 con Vélez Sarsfield (goles de Loeschbor y Chirumbolo, respectivamente) y se consagró campeón del Apertura de ese año.

En esta videoentrevista exclusiva para 4depunta, José Manuel Chatruc, el Pepe, volante figura de aquel equipo, recuerda la gloriosa gesta racinguista.